Alain Ducasse el rey de la cocina francesa en el hotel Plaza Athénée de París

Cuando Alain era pequeño, su sueño siempre fue triunfar en el mundo de la cocina, a medida que fue creciendo fue trabajando hasta lograrlo. Cuatro paredes, cocinas y campanas de cocina integrales, fueron testigo del trabajo de este joven para convertirse en lo que es actualmente. A los 16 años comenzó a trabajar en su tierra natal. Inspirado en la cocina mediterránea inició su legado, con un espíritu feliz y una imaginación sin límites. En todos los lugares que ha trabajado ha dejado un grato sabor en la boca además de su simpatía y talento.

Con 31 años ya tenía dos cocinas importantes en su haber. Pero fue en el Hotel Juana, en Juan-les-Pins, donde su trabajo dio sus primeros frutos, pues sus platillos recibieron 2 estrellas Michelin. Otro triunfo de su trabajo se dio en Hotel Le París de Montecarlo donde dirigiendo el restaurante Le Louis XV, recibió tres estrellas Michelin, convirtiendo a este en el primer restaurante de un hotel en recibir esta triada.

Para 1998, ya recibía el nombre del chef “seis estrellas”, esto solo fue el comienzo de un emporio millonario, hoy en dia Ducasse posee la mayor cantidad de restaurantes de lujo en el mundo. Estos están constituidos por 20 locales distribuidos estratégicamente en América, Europa, África y Asia. Actualmente posee la para nada humilde cantidad de 14  estrellas Michelin, lo que hace de sus restaurantes un referentes mundial de la buena gastronomía.

Alain Ducasse es sin duda una luminaria de los restaurantes y la hostelería, dejando muy en claro que el fruto obtenido hasta ahora no lo ha ganado solo, pues trabaja junto a sus empleados sincronizados como una gran orquesta que él dirige armoniosamente.

Ducasse es el hijo del cual París se siente infinitamente orgullosa, otorgándole el nombre del Rey de la Cocina. Los lujos y la excelente cocina que sale de los restaurantes de Alian y sus menús son un canto sublime a la gastronomía, llenos de buen gusto y sabor, que hará que las papilas gustativas de quien tenga el placer de probarlos, tendrá la sensación de que vuela por los aires. Son empleados los mejores ingredientes, como carne de primera calidad, los mejores pescados traídos del mar, frutas y verduras de excelente calidad hacen de esta comida, una cocina sublime. Es un lujo que no cualquier hotel puede tener.

Los postres también son una obra de arte, cada uno es una viva expresión del buen gusto y sabor. Se concentra en exaltar lo que es la repostería francesa desde sus raíces, al igual que con sus comidas, sus postres gozan de los mejores ingredientes del mercado

Si entramos a una de las cocinas pertenecientes a los restaurantes de Alain, encontrarás grandes mesones, donde cada creación es realizada de forma elegante y sutil sin espacio al error. Elegantes fogones y refrigeradores de última generación, acompañado de cuchillos profesionales, sartenes y ollas de lujo. Al mirar arriba encontrarás elegantes campanas de cocina, paredes impecables. En estas cocinas no se escapa ningún detalle incluyendo el talento humano pues también es reconocido a nivel mundial.


Deja un comentario